Las huellas de Ratzinger en Guayaquil

El 20 de septiembre de 1978 Joseph Ratzinger arribó a Guayaquil delegado por Juan Pablo I para presidir los actos conmemorativos del II Congreso Mariano Nacional. Estuvo en varios eventos, en diversos escenarios y hasta paseó por las calles de la ciudad como turista.

En el acto de bienvenida, Ratzinger, quien era arzobispo de Munich (Alemania), dijo sentirse “muy contento de traer el saludo  del Santo Padre y de todo el pueblo católico de Alemania, pues en conjunción de oraciones y acciones lograremos llegar a Dios”.

El 22 de septiembre, el Municipio de Guayaquil lo declaró huésped ilustre y le entregó las llaves de la ciudad. El Consejo Supremo de Gobierno lo condecoró con la Gran Cruz en la Orden Nacional al mérito. Ese día expresó: “Estoy convencido que esta confianza en la providencia divina será beneficiosa para el Municipio de Guayaquil, como también para toda la nación ecuatoriana… Son mis mejores deseos y oraciones fervientes”.

Dos días después, el cardenal Ratzinger presidió un acto multitudinario en el estadio Modelo de esta ciudad, al finalizar las actividades del Año Mariano Nacional.

Monseñor Hugolino Cerassuolo, en esa fecha auxiliar de la Diócesis de Guayaquil,  leyó la palabra de Dios en el evento religioso, además lo invitó a conocer la urbe. Él narró: “Estábamos en la Casa Arzobispal y le ofrecí salir a dar una vuelta. Me dijo con mucho gusto. Me fui a sacar el carro, pero me pidió que camináramos. Casi me desmayo, pues había mucha delincuencia y quise llamar a la Policía.

“Estuvo sereno, fuimos por (la calle) Luque y salimos al Centenario, que era un sitio peligroso, pero encontramos a varias personas buenas que nos cuidaban. Luego, por Nueve de Octubre avanzamos a Chile y volvimos a la Catedral.

“Conversamos amenamente. Tenía una serenidad y humildad increíbles. No es efusivo, pero es bondadoso. Hablamos en mi chaupi (medio, poco) alemán. Le referí de la ciudad, de los incendios y otras cosas. Él siempre me decía schoen,  schoen (hermoso).  Dijo que aquí se nota vida cristiana y por eso estamos complacidos en ayudar”.

Comentarios

  • Bochi1319

    Soy guayaquileño 100% Guayaquil es una bella ciudad. pero no podemos ignorar. que vivimos en un pueblo sin Dios ni ley.que me diga alguien. que no vive tras las rejas los ciudadanos honestos por supuesto.no podemos defender la intregridad de nuestras familias..los honrados no pueden portar un arma.los señores delicuentes estan bien armados.los señores conductores atropellan. matan ciudadanos.. Oh perdon les gusta chatear cuando manejan saben porque ( porque cualquier cerdo se subea un carro y se llama conductor) las autoridades hacen unas leyes jajajajja. arrestan por velocidad pero no ponen los limites para ello..y otra bella e irrisoria idea de estos señores velocidad 50 kph mas el rango 20 kph SON 70 kph no tenemos que ir a un circo para ver las palllasadas.

  • Rolando

    soy ecuatoriano, veo mucho orden y limpieza

  • realmente fantasticas las paginas, felicitaciones. me trae mucha alegria ver esas imagenes del los 60. soy mantense pero en el ano 61 imigre a guayaquil y me quede en el guayas por algunos anos. y lo mas maravilloso en esa epoca, que uno vivia una vida tranquila recuerdo que no conocia pero llegue a conocer caminando y sin temor a nada ni a nadie. la perla de el pacifico de ahora es una velleza, pero la intranquilidad es alarmante. asta cuando las autoridades no toman cartas en el asunto? senores, dos personas en una moto se deve revisar para evitar el sicariato. desde la distancia un abrazo a mis compatriotas disfuten estas fiestas. QUE VIVA GUAYAQUIL.

  • Mauricio

    hola me yamo mauricio e visto,los vidios y es una pasada ,como ha canviado mi pais para vien soy partidiario de que este gobierno esta aciendo cosas buenas y nuebas para todos los ecuatoriano, hojala y siga asi,ya queisiera estar ayi para poder disfrutarlos con los mios ,saludos desde españa para todossssss

  • SantySC

    Bonitas fotos