Educación en medio de la escasez

Ser inocente tiene sus ventajas, aunque a veces se piense lo contrario, en especial cuando se trata de la candidez de los niños. Elvis Vargas, John Suárez y Daniel Rivera no solo tienen en común esta cualidad y sus escasos cuatro años, también estudian en la escuela Fernando Daquilema, en Monte Sinaí, al noroeste de Guayaquil.

Créditos

  • Texto: Juana Von Buchwald
  • Fotos: Juana Von Buchwald
  • Video: Jaime Freire García

Galería

Educación en medio de la escasez

Niños del Centro Educativo Intercultural Fernando Daquilema

Ser inocente tiene sus ventajas, aunque a veces se piense lo contrario, en especial cuando se trata de la candidez de los niños. Elvis Vargas, John Suárez y Daniel Rivera no solo tienen en común esta cualidad y sus escasos cuatro años, también estudian en la escuela Fernando Daquilema, en Monte Sinaí, al noroeste de Guayaquil. Transcurre la mañana del martes 29 de mayo y los tres pequeños, ajenos a lo que sucede allí, se divierten troceando con sus manitos una hoja de papel mientras su profesora, Sonia Quinde, los instruye. Sus padres, en cambio, reclaman en el patio por la infraestructura de este centro educativo comunitario intercultural.

Los tres están sentados en un mobiliario nuevo, pero sus pies descansan sobre la tierra y sus maletas están colgadas sobre tablas de madera que conforman las improvisadas paredes. Esa es una de las razones por las que Quinde teme el robo de los materiales enviados por el Ministerio de Educación.

No todas las aulas tienen paredes. Carlos Benítez, de 14 años y décimo de básica, lo sabe y no le gusta sentarse en el piso porque no hay suficientes bancas.

La inseguridad en el sector no es el único problema: no tienen baterías sanitarias; en su lugar hay un baño recubierto con hojas de zinc. “El techo está en mala condición, también necesitamos paredes estables. Nos mandaron los libros, pero se necesita seguridad. Cuando llueve, tenemos el piso húmedo y se mojan los materiales y las mesas, son de madera y se pueden dañar”, dice Quinde.

La directora de Educación Intercultural Quichua, Martha Yuquilema, visita el área ese día y promete a los padres que en dos meses se construirá un campamento provisional en el terreno que les donó el Comité Promejoras Guayacanes. Ella da las razones por las que el centro fue reubicado desde el sector El Amán hacia el nuevo terreno hace dos meses. “La Dirección Nacional de Servicios Educativos (Dinse) comenzó a construir en El Amán y se suspendió la obra porque esa era una reserva ecológica”.

Yuquilema lamenta ahora que algunos de los padres no quieran que los 450 niños sean reubicados momentáneamente en la escuela particular Soldaditos del Futuro, a unas cinco cuadras de ese sector, mientras se construye el campamento provisional.

“Es verdad que no van a estar cien por ciento cómodos, pero sí hay espacio; aquí no hay baños, hay un peligro por las zanjas… cada aula allá tiene su baño”, sostiene Yuquilema.

Pero no solo la escuela Fernando Daquilema tiene problemas. La Teodoro Alvarado, en Mapasingue oeste, avenida Tercera, entre calles Tercera y Cuarta, hace más de cuarenta años posee el mismo techo. El director Carlos Paredes, en los últimos cinco años, ha enviado oficios de manera insistente al Ministerio de Educación para su arreglo, sin recibir hasta ahora una respuesta.

El subsecretario de Educación del distrito Guayaquil, Juan Carlos Rodríguez, insiste en que los establecimientos reciben un monto para su mantenimiento. Paredes no lo niega, pero esos fondos son insuficientes y explica por qué. “Con el dinero (2.000 dólares) que nos dieron arreglamos el sistema de alcantarillado, las bancas, se pintó la escuela, el sistema eléctrico y se cambiaron todos los sapitos de los baños”.

Rodríguez indica que con la desaparición de la Dinse, si las escuelas requieren de un mayor presupuesto para el arreglo, en este caso de toda la estructura del techo, el directivo tiene que enviar su requerimiento directamente a la Subsecretaría (ubicada en el edificio donde antes funcionaba el Gobierno del Litoral) para ser atendido.

En este establecimiento estudian 280 niños. Allí ha aumentado el número de alumnos y ahora se necesitan más aulas para educación inicial, pues aunque los padres ayudaron en la construcción de dos paralelos, al menos se requieren otros seis. Otra vez Paredes insiste en que “se pidió la construcción de un aula desde el 2005 a la Dinse (actualmente en proceso de liquidación), pero nunca hizo nada”.

En la escuela Rosalía Arteaga Serrano, en la isla Trinitaria, Verónica Jiménez y Maité Guerra ya no quieren lavar la herrumbe en los uniformes de sus hijos. El mobiliario luce descolorido y oxidado, algunas de las bancas incluso están dentro de uno de los paralelos junto con los libros y la colación escolar. Los baños necesitan acondicionamiento. No hay papel higiénico sino hojas de cuadernos.

Rodríguez asevera que la Subsecretaría trabaja en el cambio de mobiliario, aunque a la escuela Rosalía Arteaga no ha llegado.

Campamentos escolares necesitan laboratorios de computación y seguridad

La directora del campamento escolar donde funciona la escuela Emilio Estrada Carmona, María Reyes, muestra su aprobación porque los 585 alumnos que se educan allí sí reciben colación escolar, uniformes y útiles escolares. Y aunque el piso aún es de tierra, dice que esta situación es provisional, porque ese viernes 1 de junio los delegados de la Subsecretaría de Gestión de Riesgos le garantizaron que en la tarde harían el relleno.

La infraestructura, ubicada en la avenida Casuarina (pasando por Voluntad de Dios, en el norte de la ciudad), también requiere de mobiliario. “Vinieron más niños, cada grado es para 50 estudiantes, hay 55 en algunos; no los podía regresar a su casa, porque es su derecho educarse”, afirma convencida la maestra, quien busca el apoyo de fundaciones para que la escuela tenga un laboratorio de computación.

En este campamento, uno de los nueve que hay en las zonas no consolidadas de Guayaquil (áreas de invasiones), sí hay agua a través de un tanque elevado que les donó el Ministerio de Educación, aunque no tienen conserje. La limpieza la realizan los padres de familia.

La escuela Antonio Flores Jijón (Ciudad Victoria) también funciona en un campamento. Allí los estudiantes realizan sus tareas con nuevo mobiliario y libros. La directora, Marjorie Ponce, espera ansiosa la construcción del nuevo local que el subsecretario Rodríguez anuncia para octubre próximo junto a la edificación de dos colegios réplicas, en los que se espera recibir unos 4.440 alumnos.

Aún no tienen computadoras porque el sector está aislado y temen que los delincuentes se lleven ese equipo. Lo mismo ocurre en los campamentos escolares Tierra Prometida (en la cooperativa de igual nombre, pasando Ciudad Victoria) y José Martí (lotización La Camila, Promesa de Dios, en Monte Sinaí).

En la escuela José Martí, el presidente del comité de padres de familia, Mario Campuzano, reconoce que el sector donde vive es peligroso. Por eso cree que es urgente el cerramiento de la escuela. “Queremos evitar accidentes, queremos el cuidado y protección de los niños, a veces se extravían”.

Campuzano también pide el arreglo de la vía de ingreso, pues algunos delincuentes aprovechan para robar a los educadores. “La semana pasada asaltaron a una maestra”.

Rodríguez explicó que esto se solucionará una vez que se construyan de manera definitiva los nuevos centros educativos, lo que se espera cumplir hasta el próximo año. Asimismo, señala que los centros que tienen problemas son los que no están legalizados o funcionan en zonas no consolidadas.

Según el funcionario, el Ministerio de Educación este año invirtió $ 1’800.000 en Guayaquil en el mantenimiento de los establecimientos educativos y los campamentos escolares. A nivel regional (Santa Elena, Los Ríos, Guayas) se destinaron $ 4’500.000, mientras que $ 1’200.000 dólares se utilizaron para adecuar planteles por la aplicación de la coeducación.

Sobre la creación de más escuelas y colegios en la ciudad, el funcionario explica que “la mayor cantidad de oferta educativa ha estado cubierta por el sector particular”, lo que se espera cambiar. Dice que eso se logrará una vez que concluya un estudio que realiza la Subsecretaría para determinar la demanda educativa pero por sectores.

Actualmente en Guayaquil hay 1.116 establecimientos fiscales y 2.206 particulares.

Los establecimientos educativos también pueden ser atendidos por el Municipio de Guayaquil, según establece el Código Orgánico de Ordenamiento Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad), señala Rodríguez, quien explica que actualmente se liquida la Dinse, institución antes a cargo de la infraestructura de los establecimientos. Una vez que se hizo eso se autoriza a las subsecretarías regionales a hacer la inversión en cuanto a infraestructura.

El Municipio de Guayaquil trabaja desde el 2009 en la construcción y remodelación de planteles. Para julio próximo está prevista la entrega de diez locales. Entre el 2009 y 2010 se reestructuraron 22 colegios.

  • Cotaazul_00

    Es facil quejarse y decir que las instituciones educativas son un verguenza, es facil ser critico y decir que es lo que esta mal, pero propongan ideas para solucionar el problema de raiz, y no decir que el problema es el gobierno de turno.

    • Angel

      Estoy de acuerdo, tantos gobiernos corruptos han pasado antes del actual y no han hecho nada por estos barrios marginales

      • elva criselda estrella laje

        ES VERDA TODO LO QUIEREN LOS Q ESTAN A LLA ARRIVA Y NADA PARA EL POBRE Q LO NESECITAN .Y. Q .AHI MUCHOS NIÑOS POBRES Q LO NESECITAN Q ES EL FUTURO DE NUESTRO PAIS ECUADOR…TANTO gobierno corruptos

        • Aron35pais

          TANTO BOCIFERAMOS GOBIERNOS CORRUPTOOOOOOOOSSSSSSSSSSSSS.
          Y ME PREGUNTO DE DONDE SALIERON ESOS POLITICOS HAAAAAAAAAA.
          DEL MISMO PUEBLOOOOOOOOOOOOOOO NUESTRA MENTALIDAD DEBEMOS DE CAMBIAR .

  • johanna

    LAMENTABLE, ESTOY VIVIENDO EN CHILE DESDE HACE 7 AÑOS Y NO SE POR QUE NUESTRO PAIS A PESAR DE TENER MAS RIQUEZAS QUE ACA SEGUIMOS SIENDO TAN DESONESTOS CON NOSOSTROS MISMO ELIGUIENDO AUTORIDADES QUE SE LLEVAN EL DINERO DE NUESTRO PAIS EN LUGAR DE PREOCUPARSE POR SALUD , EXUDACION Y MAS FUENTES DE TRABAJO LA CORRUPCION DE NUESTRO PAIS ES O QUE NOS LLENA DE VERGUENZA A LOS QUE ESTAMOS FUERA .

    • Aron35pais

      PREGUNTALE QUE HIZO FEBRE SCORDERO LUCIO GUSTAVO NOBOA ALFREDO PALACIOS POR ESA GENTE ???????????
      SI USTEDES QUIEREN REGRESAR AL PASADO DESPUES NO SE QUEJEN .
      SIEMPRE FUIMOS RICOS RECIÉN AHORA ESTAMOS MEJORANDO NO SEAS CIEGO INFÓRMATE PRIMERO

  • Johanna

    Somos nosotros los que podemos cambiar nuestra historia, dandonos cuenta de que es lo que hacemos mal de por que elegimos autoridades que no sirven , que su unica finalidad es el lucro , recordar que los gobiernos les interesa tener un pais sumido en ignorancia por que asi somos mas manejables , no he viajado a ecuador en 7 años pero los comentarios de los que han ido es que sigue desordenado, corrupto, nada cambia en tantos años que pena , cuando estas en otro pais te das cuenta que hay muchas cosas malas que tenemos que cambiar empezemos por nosotros , nuestra cutura la del mas sabido .

  • Carlosponce

    ESA ES UN GRAN REALIDAD PREGUNTENLE A RAFICO QUE OPINA DE ESTO ??????

  • carlos alberto mendoza

    que lastima que nuestro niños se eduquen prácticamente a la intemperie y en la miseria,, mientras en propaganda del gobierno de correa en este año gaste mas de 150.000.000 millones, así , que el gobierno en su afán de promocionarse al electorado, se olvida de los mas necesitados, mal usando el dinero que es del pueblo que lo eligió.

    • Aron35pais

      ESTAS EQUIVOCADO EL PROBLEMA ES DEL ALCALDE QUE ES EL ENCARGADO DE LA PLANIFICACION Y ORDENAMIENTO DE LA CIUDAD.
      NOCONFUNDAS Y DE DONDE SACAS ESAS CIFRAS TIENES QUE TENER PRUEBAS .

  • Lynda

    Sali del pais y deje Guayaquil hace 14 anios, trabajaba en una area marginal con ninos; lo que mas deseaba y sigo anhelando es que se les brinde un lugar decente donde vivir y a aprender pero en esas condiciones, es muy inhumano.

  • mike

    Ese es el modelo exitoso de Nebot

  • Libioman

    lamentablemente cada gobierno que pasa hace poco por la educacion, y sin educacion la juventud, son presa facil de la delincuencia, no esperemos que estos gobiernos corruptos, hagan algo empecemos a organisarnos, hacer una junta de padre de famlia y colaboremos haciendo rifa o kermet para recolectar el dinero suficiente para con lo poco que aporta el gobierno adecuar una escuela de calidad para nuestros niñosy cuidar todos, la escuela de la delincuencia solo organisado podemos darle una escuela segura para los niños hagamolos es por ellos loss futuros de la patria
    no esperemos mas en nuestra manos esta el futuro de nuestros niños

    • Aron35pais

      INFORMATE ESTE GOBIERNO STA CAMBIANDO LA EDUCACIÓN PORQUE CREES QUE LA UNE SALTO DE LA EMOCIÓN HAAAAAAAA

  • Aron35pais

    EL CAMBIO NO ES DE LA NOCHE A LA MAÑANA TODOS DEBEMOS COLABORAR .
    TODOS RECLAMAN AL CORREA PERO EL PROBLEMA LO HACE EL NEBOT PERMITIENDO LAS INVASIONES EN EL MONTE SINAI COMO QUIEREN ESCUELAS DE CALIDAD SI NI SIQUIERA HAY ALCANTARILLADO Y VÍAS QUE LE CORRESPONDE A LA MUNICIPALIDAD.
    POR FAVOR PIENSEN ANTES DE COMENTAR.

  • Juanpueblo#2

    Toda esa falta de atencion que viene de hace 100 anos, no es de ahora gracias a Dios va a cambiar rotundamente. el presidente Correa tiene planes maravillosos para la educacion!!! el primer paso ya fue dado sacar a los mugrosos del MPD. que fueron los causantes que la educacion en el Ecuador este en malisimas condiciones,!!!!Ahora con las contruccion de las ecuelas nuevas y del Milenio ya la educacion estara garantizada para todos, ya es hora que tanto colegio privado DESAPARESCA, pk toda la vida fueron los Sicarios de la Educacion!!!!!!apoyados por los Mugrosos del mpd.

  • CVC

    ¿Son éstas las escuelas del milenio?

  • http://www.facebook.com/tury.zambranosuarez Tury Zambrano Suarez

    parese un pais de africa i el mediocre de alcalde dice q esta bien la ciudad – en un pais de ciegos el tuerto es el rey