Guayaquil, una ciudad de cemento que desplazó al bosque seco tropical

La tala de los bosques endémicos de Guayaquil y su crecimiento desordenado ha dejado a la ciudad con muy pocas áreas verdes. Urge la reforestación de árboles como el pechiche, guayacán, laurel, guachapelí.

Créditos

  • Texto: Juana Von Buchwald
  • Fotos: Juana Von Buchwald
  • Video: Eduardo Adams

Galería

Guayaquil, una ciudad de cemento que desplazó al bosque seco tropical

La sombra de los árboles protege a Johnny Ayón de los rayos del sol mientras camina entre decenas de especies endémicas del bosque tropical seco de Guayaquil en Cerro Blanco. Se introduce entre ellos, toca sus troncos, palpa sus hojas, flores y frutos, conoce sus nombres y necesidades. Está allí para cuidarlos.

Su misión es reforestar lo que se llevaron las invasiones y el uso indiscriminado de la madera de árboles nativos como el guayacán, el palo de vaca, entre otras especies del bosque tropical seco, característico de Guayaquil.

Cerro Blanco, con sus 6.078 hectáreas, es un remanente de esta clase de vegetación en la Costa. Ayón es ingeniero forestal, por eso sabe con certeza que el bosque seco posee entre 80 a 100 especies forestales(árboles, arbustos y plantas). A la mayoría aún se las puede encontrar en Guayaquil aunque algunas han disminuido por la explosión de invasiones en el norte y sur de la ciudad, donde el cemento los reemplazó ante la poca planificación para separar espacios verdes en las zonas urbanas.

En el centro de Guayaquil se observan muy pocos espacios verdes.

Esa es una de las razones por las que Guayaquil está entre el 95% de municipios de Ecuador con menos áreas verdes o índice verde urbano. Según los resultados del VII Censo de Población y VI de Vivienda 2010, Ecuador tiene 4,69 metros cuadrados de áreas verdes por habitante, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece como parámetro 9 metros cuadrados por habitante.

Guayaquil, en esta última medición, tiene 1,13, es decir, más de 7 metros cuadrados por debajo del parámetro de la OMS.

Hay contradicciones sobre esta cifra. Marcela Aguiñaga, ministra del Ambiente, en un reciente recorrido en los terrenos de lo que será el Parque Samanes, dijo que la ciudad tiene menos de 5 metros cuadrados, mientras que el Cabildo porteño asegura que son 7.

Ahora bien, ¿cómo se establece lo que es un área verde? Byron Villacís, exdirector del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), al entregar estas cifras en mayo de este año explicó que para este índice no solo están los parques, sino también las plazas, aunque no tengan vegetación, por lo que alertó que las cifras disminuirían si estas se excluyesen.

La ambientalista Nancy Hilgert cree que la forma de medir este índice no incluye las áreas verdes por bosques y zonas protegidas que tiene Guayaquil, sino que solo se toma a los parques, pues si se sumaran los bordes del estero Salado más el cerro Colorado, cerro Blanco, Prosperina, Bosqueira, Sendero de Palo Santo, San Eduardo, Parque Lago, la ciudad sí cumpliría con el parámetro de la OMS.

Ahora si se considera solo a los parques, la ambientalista es muy clara en decir que le gustaría que fueran “más verde que cemento”, como ocurre en muchos de Guayaquil.

UN PROBLEMA CONSTANTE EN GUAYAQUIL

El déficit de áreas verdes es una falencia histórica de Guayaquil por la forma en cómo crecieron tanto las nuevas urbanizaciones y las invasiones. El arquitecto César Haro asegura que la falta de espacios verdes no solo tienen que ver con la cantidad sino también en calidad. “A medida que la ciudad creció se redujeron proporcionalmente los espacios verdes para la población, porque no hemos ido preservando las áreas que ese crecimiento debió haber hecho obligatorio”.

Haro no se muestra muy optimista sobre si Guayaquil podrá recuperar algún día lo que perdió, pues la ciudad ya está consolidada. Lo explica al recordar cómo luce actualmente el sur de la ciudad. Por ejemplo, describe que en el sur, en los Guasmos, La Saiba, y en el mismo barrio Centenario no hay parques, sino áreas muy pequeñas, “muy insignificantes”.

Lo mismo ocurre en el norte, donde están las Alboradas, los Sauces, no hay la debida dotación de espacios verdes.

“Yo creo que los municipios, y el de Guayaquil en particular, han sido muy permisivos con los urbanizadores, porque igual les ha ido diciendo, ‘sí, tú tienes que asignarme 10% para áreas comunales, verdes’, etcétera; pero nunca les ha dicho al conjunto de urbanizaciones, ‘usted tiene que aportar un porcentaje para satisfacer las necesidades de todo ese conjunto de urbanizaciones’”.

Eso en la zona formal, donde al menos algo se estableció, a diferencia del sector informal de las invasiones donde no se ha previsto ningún espacio verde.

Haro explica que en las urbanizaciones lo máximo que se hizo fue asignar un mínimo porcentaje de todo el terreno para espacios verdes, pero siempre en función del tamaño del lote, no en función de la cantidad de personas que va a vivir en ese proyecto. Por eso muchos de estos complejos no cumplen con los estándares de la OMS, porque no hay el equipamiento recreacional para satisfacer las demandas de los habitantes.

PALMERAS EN VEZ DE ÁRBOLES NATIVOS

Y aunque estos espacios existen necesitan de una mejor planificación, según Hilgert. El parque de la ciudadela Kennedy, diagonal al Hogar San José, no luce verde, con excepción del inmenso samán que cubre a unas plantas marchitas por recibir poca luz y agua. Si se van a sembrar samanes (especie introducida) aconseja que debajo del árbol se coloquen plantas que resistan estar bajo sombra y con poca agua. “Quien trabaja en la jardinería de los parques tiene que hacer su estudio para ver cuáles son las plantas que le van a aguantar en sombra y con poca cantidad de agua para que esto se vea verde, para que dé buenos olores, para que tenga flores y color”.

En su lugar, Ayón aconseja sembrar especies endémicas como el guayacán o cascol, pues al tener raíces pivotantes, que crecen verticalmente hacia abajo, no se levantan sobre el concreto a diferencia del samán que puede causar problemas en el cableado eléctrico por su frondosidad.

Hilgert dice que actualmente en los parques se observan palmeras, plantas africanas que si bien son muy ornamentales pueden ser sustituidas por árboles como el guachapelí, que además atraería a colibríes e incluso a las iguanas.

Ayón apoya a Hilgert pues los árboles tienen más beneficios que las palmeras y otras plantas ornamentales.

Una palmera es más cara. Los precios, según Ayón, varían entre 3 y 50 dólares, lo que depende de la especie y tamaño. Los árboles nativos pequeños (más de un metro) como el guayacán rosado, el sauce, el sauce llorón, pueden estar entre unos 6 y 12 dólares.

La ventaja es que las palmeras crecen más rápido frente a los árboles que se demoran de uno a tres años en llegar a un metro y medio de altura.

Pero para Ayón los árboles siguen siendo la mejor opción. En Guayaquil hay una época seca larga: son ocho meses secos y cuatro de lluvia, lo que es aprovechado por estas especies que saben cómo adaptarse para sobrevivir bajo estas condiciones. Por eso algunas pierden sus hojas y su floración es muy limitada, apenas duran tres semanas frente a las ornamentales que están verdes todo el año.

Árboles como el bálsamo, el laurel y el pechiche oxigenan mucho más; es decir, hay más brisa bajo su copa, una competencia que no puede ganar la palmera.

LAS POSIBLES SOLUCIONES

Aunque este medio solicitó el miércoles 19 de septiembre una entrevista con Abel Pesantes, director municipal de Áreas Verdes, para conocer qué proyectos tiene para ampliar los espacios verdes, esta no fue confirmada por el departamento de Comunicaciones del Municipio de Guayaquil.

Vía correo electrónico, Pesantes dice que la superficie actual de áreas verdes de Guayaquil es de aproximadamente 1.770 hectáreas, lo que representa apenas el 5% de las 34.450 hectáreas que posee la ciudad, cuando lo recomendable es el 15%, según Haro.

El Cabildo tiene previsto para este año implementar 60 parques, entre pequeños, medianos y grandes, dos parterres de avenidas y cinco cerramientos para parques, para incrementar el número de áreas verdes.

La siembra de especies endémicas, sugeridas por Ayón y Hilgert, en la ciudad, según el Cabildo, se la realiza en áreas protegidas (bosque seco tropical) como Cerro Colorado, Paraíso; Sendero de Palo Santo. En el correo electrónico que envió el departamento de Áreas Verdes no se especificó en qué zonas de la ciudad se las está sembrando, aunque Ayón dice que sí ha visto algunas en avenidas como El Bombero y la Terminal Terrestre-Pascuales.

A más de la siembra de especies endémicas en la ciudad, Hilgert propone que se creen techos verdes, con lo que coincide Haro, además de corredores de enredaderas. Esto incluso ayudaría a disminuir la temperatura de los edificios.

Haro propone además el cierre de algunas calles para hacer canchas con áreas verdes, aunque aclara que para ello debe hacerse un estudio.

El departamento municipal de áreas verdes trabaja en la actualización del plano de identificación de áreas verdes junto a la Dirección de Urbanismo según su ubicación, superficie y catastro, el que se prevé esté listo a mediados de octubre.

Mientras que Marcela Aguiñaga, ministra del Ambiente, indica que una vez que estén terminados el parque Samanes y los puentes peatonales que unirán a Santay con Guayaquil en el 2014 la ciudad podría llegar al indicador óptimo de la OMS.

Hilgert y Haro creen que es una buena iniciativa. Aunque Haro se muestra escéptico de que estos proyectos resuelvan el déficit de áreas verdes en el sector urbano. “Cómo le decimos al joven, a la madre que vaya al parque Samanes(…). Guayaquil podría llegar a cubrir cuantitativamente ese parámetro, pero el hecho es que no está bien distribuido, el hecho es que el suburbio oeste seguirá sin parques. Me parece bueno que haya un parque en el sur (por el traslado que se planea de los estadios al parque Samanes), no es que se va a crear un espacio verde, ahora es equipamiento recreativo al que va a sustituir que tendrá un nuevo diseño, pero no que con esa acción se está mejorando el déficit ni cualitativo ni cuantitativamente de áreas verdes”.

Los ambientalistas sueñan con un Guayaquil verde. Una ciudad donde Hilgert quiere ver muchos guayacanes, cedros, el guachapelí, el fernán sánchez, el pechiche y el nigüito o frutillo. Al recordar estos dos árboles y sus frutos ella regresa a su infancia, lo que llama un rescate cultural de los sabores de Guayaquil tan típicos como lo eran los dulces o helados que antes nuestros abuelos preparaban con el pechiche o frutillo. “Tú pasabas por una acera y los veías, ahora ya no hay”.
  • http://twitter.com/caot1945 alfredo orlando

    Esta información debe ser tratada como Informe de una Investigación de interés social mas que como una Noticia que manana se olvida Ojala que pueda ser publicada y difundida ampliamente a escuelas, colegios,universidades y todo tipo de organización publica y privada para tratar de generar respuestas colectivas. Felicitaciones al UNIVERSO y los productores de la información audiovisual.

  • http://twitter.com/caot1945 alfredo orlando

    diario UNIVERSO publica informe sobre la penosa situación de Guayaquil en cuanto a Áreas Verdes. Sugiero difusion mas institucional antesque considerarla una noticia que se olvida pronto.

  • Anónimo

    es bueno que El Universo tome la iniciativa para analizar el problema de los bosques secos de Guayaquil, aunque finalmente el artículo se pierde al mezclar los bosques secos nativos que rodean a Guayaquil y que están en alto peligro, con los parque y otras iniciativas artificiales que nada tienen que ver con la conservación de los bosques secos.
    Es claro que hay un error conceptual por parte del Municipio y de las autoridades ambientales en cuanto a lo que significan las áreas verdes. Cómo puede un parque urbano artificial suplir el componente ecológico que brinda un bosque nativo? La mayoría de los parques construidos por el municipio de Guayaquil, como ya se ha dicho en el artículo, están llenos de plantas ornamentales foráneas, palmeras y cesped. Entonces se confunde la ornamentación provista por plantas multicolores, de las que están llenas los parques municipales, con zonas verdes boscosas que tienen además de la recreación una función ecológica (proveen oxígeno, alimento y refugio a aves y otros seres vivos, estabilizan el suelo, conservan agua, etc.). Las autoridades municipales y ambientales parece que no se han dado cuenta de las características únicas del bosque seco de la costa ecuatoriana, su alto nivel de especies endémicas, su lento crecimiento, su capacidad de resistir períodos de sequía muy largos, capaz de producir las maderas más cotizadas, etc. Las recomendaciones dadas por los técnicos en el artículo son muy válidas y ojalá el Municipio las tome en cuenta.
    Me preocupa el poco valor que se le da a los bosques secos que aún tenemos en Guayaquil como Cerro Colorado, El Paraíso, Cerro Azul, Cerro Blanco, etc. Que se está haciendo por parte de autoridades municipales y ambientales para protegerlos? El gobierno es capaz de gastar 250 millones de dólares en un parque articificial en los Samanes pero no somos capaces de dotar de reservorios de agua e hidrantes para proteger de los incendios a los bosques que aún tenemos, que costaría la centécima parte. Quien decide las prioridades ambientales en esta ciudad? Como guayaquileño y conservacionista me siento insultado por este gasto innecesario en una zona altamente intervenida y donde había poco por conservar. Concuerdo con Nancy Hilgert que eso de que Guayaquil no tiene áreas verdes es una falacia. Las hay, pero nadie parece verlas o parece que no les importa. Invito al Universo a hacer una campaña de concientización ciudadana sobre este tema y a buscar alternativas para proteger los frágiles bosques dentro y alrededor de Guayaquil que están amenzadas por la voracidad humana.

    Fernando Félix
    CI 1703874204
    Museo de Ballenas de Salinas
    http://www.museodeballenas.org

  • http://www.facebook.com/marcos.acevesreinoso Aceves Reinoso Marcos

    Un trabajo de premio.
    Felicidades¡¡¡
    (El que a buen árbol se arrima buena vida le espera)

  • http://www.facebook.com/ecuadorcoast Alfredo Costa Ecuatoriana

    Creo que el reportaje es muy bueno, pero no es nada benefico para el desarrollo turistico que tanto necesitamos, tal vez si hubiera otra forma de enfocarlo. Para que los que hacemos Guayaquil no quedemos como gente sin interes alguno por la naturaleza, si bien es cierto cada vez mas arboles son cortados porque molestan a los cables ¨acaso no son los cables los que molestan” creo que hay una politica muy insipiente repecto a este tema …hagan mas reportajes

  • http://twitter.com/tratandoevitar Evita__ando

    Este tipo de artículos deberían ocupar, alguna vez, la primera pagina del diario ya que existen muchas personas que por comodidad buscan destruir los arboles y áreas verdes para llenarlas de cemento, los parque que deben estar al cuidado de sus habitantes, son los primeros en ser llenados de cemento en lugar de jardines, esa es la pelea constante que tienen algunos vecinos del parque GALAPAGOS en la ciudadela Las Acacias (entre las manzanas A8 a la A13) donde unos pocos cuidan de sus jardines mientras otros quieren arrasar con los arboles que tiene, llenando esos espacios con piedrillas y cemento. Los invito a que lo visiten realmente es un ejemplo de responsabilidad comunal el cuidado que se le brinda

  • http://profile.yahoo.com/VDQOKJJMTE5MYSWXYZK3EQLLE4 Daffy

    El artículo está excelente. Merece una mayor difusión e incluso amplicación de contenido. Con el oficialismo enfocado en realzar “lo nuestro”, lo “indígena” (o sea, local) lo “nacional”: es importantísimo tomar consciencia del mensaje de este artículo, NO tratemos de suplir un déficit de áreas verdes con especies foráneas y falta de planeación. Nuestras especies indígenas merecen ser protegidas y promovidas, ya estaban aquí mucho antes que nosotros y saben cómo subsistir en este ambiente. Pueda que los céspedes, palmeras de abanico y enredaderas multicolores asentúen un tema “tropical”que en realidad no nos corresponde. A nuestro Guayaquil le corresponde un marco de “sabana costera”: seca y plana. Por lo que debiéramos planificar en acorde. Y para inspiración, basta con salir de la ciudad y poner atención a cómo luce la genuina sabana a partir de Daule río arriba (sin contar con los arrozales, claro). Mis felicitaciones por el artículo.

  • Anónimo

    Crear espacios verdes no necesariamente quiere decir que Guayaquil necesita más parques o plazas. Guayaquil necesita urgente sembrar árboles en las aceras, para que la gente pueda caminar con sombra y brisa! Basta de encerrarse con aire acondicionado en un auto o en el centro comercial. Guayaquil y todo el Ecuador necesita recuperar sus aceras y árboles. Crear cultura de respeto al peatón por sobre todas las cosas.
    Usar mucho mas bicicletas y transporte público.
    Excelente reportaje.

    • http://www.facebook.com/profile.php?id=767647884 Estuardo Santos H.

      totalmente de acuerdo, lo que hay q reforzar en guayaquil es una verdadera arborizacion ordenada en sus aceras y transporte publico de calidad, para q la gente ópte por usas locomocion publica en vez de autos propios, y la implementacion de ciclovias. son los detalles y usar un poco las neuronas lo que hace la diferencia.

      Saludos,

  • http://www.facebook.com/marcel.d.feraud Marcel D. Feraud

    El tema ecologico y el de transformar a Guayaquil en una ciudad verde no ha sido parte de la conversacion cuando se discute el desarrollo de la ciudad. En otras palabras, no forma parte de la agenda politica ni de las autoridades locales y nacionales. Las organizaciones ambientalistas y comunitarias deberian plantear el tema a las autoridades con mas intensidad y vigor y ademas llevarlo a la opinion publica mediante eventos y jornadas que involucren a la ciudadania. La ordenanza municipal de areas verdes deberia exigir que el 50% de estas deben contener especies nativas. Luego, la tarea es de todos y nuestras viviendas deben tambien reflejar un microcosmos de naturaleza.
    Guayaquil en este tema ni siquiera ha empezado la tarea.
    Marcel D. Feraud
    Ex Subsecretario del Ambiente

  • Gerhard Condit

    Creo que es un buen articulo, pero no toca el tema de fondo. El municipio de guayaquil ha hecho muchas cosas buenas para resaltar la ciudad, pero su ideologia o cultura ambiente es de muy bajo nivel. Creen que con poner un par de tachos de basura de colores en los paques mas turisticos y poner una fuente de agua para oxigenizar es suficiente. Hay muchisimos ideas que se pueden implementar en Guayaquil.

    Actualmente se ve la destruccion de toda la zona Via a la Costa por las canteras y urbanizaciones. No hay ningun tipo de regulacion por parte del Municipio. Da mucha pena ver como se reemplazan todos los arboles nativos por adoquines y palmeras.

    Ya es hora de implementar la calificacion de la basura en el lugar donde se genera. Asi se crea una cultura de reciclaje.

    Obligar a las urbanizaciones y hogares a sembrar vegetacion.El Municipio perdio esta batalla. En especial en la Via a la Costa, siendo una zona llena de vida vegetal, paso a ser una cama de piedra. El Municipio debio haber obligado a mantener la flora del lugar y que las construcciones se hagan de acuerdo al entorno.

    En poco tiempo, debido al trafico vehicular en aumento, vamos a perder el parterre de arboles que divide los carriles, asi como fue en la Avenida del Bombero en Los Ceibos.

    Muy importante es regular y controlar las emisiones de empresas y vehiculos. Ya es hora que el municipio se ponga los pantalones y termine con los carros, busesy camiones que botan humaradas negras por todo lados, al igual que las industrias.

    La realidad que Guayaquil se esta ahogando en su propio humoy suciedad; y nadie quiere hacer nada al respecto. Desgraciadamente es culpa de la ignorancia, falta de educacion y egoismo de la poblacion, como siempre.

    Y el municipio que tiene miedo de realizar los cambios necesarios o simplemente tiene una burocracia que le queda grande el trabajo.

  • http://profile.yahoo.com/CWNH62YZ56V2ZTDGE5OJVHOI24 Patricio

    Muy bueno el artículo, felicitaciones. En este tema se debería ser más frontal al momento de señalar responsabilidades sobre el desarrollo integral de nuestra Ciudad; es necesario modificar el modelo de desarrollo vigente; la auténtica belleza de Guayaquil tiene que recuperarse, Guayaquil no merece ir creciendo para que se parezca a ninguna ciudad, es lo particular, lo propio, lo auténtico, lo natural lo que más se aprecia por propios y por visitantes. Ojala en algún momento se inaugure un bosque con especies nativas, un sitio para caminatas dentro de los pocos cerros con vegetación que nos quedan o las rutas para las bicicletas, con tanta celebración, formalidad, presencia de autoridades y cobertura de medios como cuando se cortan cintas en edificios o centros comerciales.

  • http://twitter.com/LuciaScarlet2 Lucia Scarlet

    Dios……por fin sale un repotaje…sobre esta calamidad.
    COMO LLEGAR AL ALCALDE . NEBOT…COMO SIGUE ELIMINANDO ESOS GRANDES ARBOLES…EN TODAS LAS CALLES PRINCIPALES…donde se obtenia alguna sombra…he llorado impotente….ver esas máquinas destruir.
    No tiene ni idea del perjucio que causa a la humanidad…a su pueblo imponiendones cemento, y transportes de basura….Ojala algun dia utilize Metrovía…para que sienta la humillacion….solo les importa el dinero..
    Pero no sabe que acabara con su vida…y deja como herencia cemento y cemento…cancer…y cancer para la humanidad.

    • Anónimo

      por fin, GRACIAS GIGANTES por este reportaje..tantos mails enviados … en efecto se esta comentiendo un gran error e guayaquil. vemos veredas gigantes, sin un solo arbol. no comprendo cual es la idea de eliminar calles para hacer veredas con diseños de piedra blanca, arcilla, etc..nada de esto nos purifica el aire que respiramos, deberia obligarse a que todo casa tenga un arbol en su vereda y los parques, en especial avenidas, tanca marengo, av de las americas, etc, tenga arboles OJO arboles frondosos para oxigenar..nooooooooo esas palmeras..no dan sombra ni oxigeno como lo hacen los arboles frondosos. POR FAVOR diaria EL UNIVERSO sigan con los reportajes, llevemos a radio y television, todos debemos hacer algo YA, las consecuencias las estamos viviendo o no se dan cuenta como el sol nos golpea estos ultimos mese, el calentamiento global y mas nos mataran

  • http://twitter.com/RickyBolillo Ricky Ricardo

    muy buenas las opinones de todos, pero tb premitanme sugerir.. que como activades extracurriculares en esculas y colegias deberia ser plantar árboles. es muy buena idea esa de hacer techos verdes y pasillos verdes. para refrescar esta ciudada tan calurosa. deberia premiarse los barrios con mas areas verdes y bien cuidadas

  • Anónimo

    En mi comentario de esta mañana me referí a la necesidad crear un plan para combatir incendios en los bosques ecos de Guayaquil poniendo cisternas de agua en las cumbres e hidrantes para combatirlos. Para mi desazón, a las 13:00 inició un incendio de matorrales que se extendió hasta la parte superior del bosque protector Cerro El Paraíso, en la av. Carlos J, Arosemena a la altura de Juan Eljuri. Estuve allí, pocos minutos después que denuncié al 911 el problema. Los bomberos no podían llegar con carros bomba hasta la zona porque decían que son muy pesados para subir (!!) Los bomberos demoraron más de dos horas en poder habilitar mangueras y empezar a combatir el flagelo casi apagado ya naturalmente.
    Le sugerí a alguien que parecía era la persona a cargo que vayan por la cumbre pues hay un camino a través de Bellavista que lleva a las antenas, dónde ya había llegado el incendio. La respuesta fue la misma, los carros no pueden subir la loma de Bellavista.
    Guayaquileños, ahora más que nunca se requiere implementar un plan de contingencia para combatir estos incendios que son ocasionados por desaprensivos que queman maleza seca. Hasta cuando?

    Fernando Félix
    Museo de ballenas de Salinas
    http://www.museodeballenas.org

  • http://www.facebook.com/oswaldo.a.alvarezamores Oswaldo Álvarez Amores

    Un buen reportaje pro desanima confirmar en datos lo que se puede observar al recorrer Guayaquil, hace falta mucho mas que el parque los Samanes , áreas que sean realmente verdes en la ciudad, con árboles que menciona el articulo, y no solo parques aprovechar los parterres para que sean como una sección de la av Isidro Ayora sino me equivoco, que al pasar los grandes y frondosos árboles dan un respiro del sol abrazador, así deberían ser todas las calles en donde sea posible utiliza los parterres y no esas palmeras q no le refugian a los ciudadanos del sol, y apoyo de gran manera la idea de las cisternas de agua e hidrantes que indica feleix90, para solucionar posibles incendios que creen desadaptados y gente irresponsable
    Como anhelo que esto sea implementado lo mas pronto posible cuando se ve con tristeza la situación que atraviesan los bosques en la serranía. Seria magnifico ver un Guayaquil verde como describen muchos adultos ya que no he tenido el privilegio de ver a mi querida ciudad así.

  • Anónimo

    Deberían de arborizar el centro de Guayaquil y hacer parques grandes con muchos arboles en pleno centro expropiando casas y reubicandolas para poder tener un gran parque central y que mitigue las altas temperaturas que hay en nuestra ciudad que cada ves se incrementan mas por el déficit de areas verdes

  • Anónimo

    Las avenidas Quito y Machala deben ser arborizadas en las veredas existentes a los lados ,debemos preocuparnos por arborizar nuestra ciudad y exigir a las autoridades que lo hagan, otra cosa preocupante es como el rio guayas se sigue perdiendo por la sedimentación y los bancos de arena y el gobierno no hace nada al respecto

  • Anónimo

    Felicitaciones al universo por preocuparse de estos temas tan importantes para nuestra querida Guayaquil

  • Anónimo

    Necesitamos preocuparnos mas por los temas ambientales y ecológicos de nuestra ciudad es penoso ver como el municipio no siembre arboles en nuestra ciudad de una forma equitativa en lugares donde hacen faltarle sol pega fuerte , también es penoso ver como el gobierno se preocupa por dragar el rio guayas quese esta perdiendo , cuando la marea esta baja se observa poca agua y grandes bancos de arena, cuando el rio guayas debería de ser un rio navegable ya que es un rio muy importante en América del sur y es a sus orillas donde se fundo nuestra Guayaquil , ota situación penosa es ver como el estero salado se sigue contaminando , ya no seobservan las lanchas contratadas por el municipio para que recoja la basura de sus aguas y el plan del gobierno de oxigenarlo esta detenido y no se observaningun cambio , antes sus aguas lucen cada ves mas contaminadas y llenas de basura , gobierno preocúpese mas por Guayaquil que es la ciudad mas poblada del país ,puerto principal y capital económica ecuatoriana

  • http://twitter.com/Mafer_V Maria Fernanda Vera

    Me siento tan identificada al leer esto, ya que estoy actualmente en una lucha por defender uno de los pocos espacios verdes que quedan en esta ciudad, que es el bosque del cerro del Paraiso, donde quieren construir una ” Ciudadela Privada”, como si no bastara con lo poco que ya nos queda, quieren destruir aun esto, y cambiarnos los arboles nativos que en algunos casos llegan a los 100 años, por casas. ¡Que buen concepto de progreso tenemos!
    Seria bueno que este diario nos apoyara haciendo un reportarje sobre este sector, ya que demuestran su preocupacion por el buen vivir de la comunidad, felicitaciones.

    Ma. Fernanda V

  • http://www.facebook.com/genciano Maria Fernanda

    bien juanita y eduardo! gracias por colectar!

  • Anónimo

    Felicitaciones por este extraordinario artículo que habla de esta dolorosa y vergonzosa realidad en torno a nuestra ciudad.

    Como educadora y en la línea de sensibilizar a los padres de familia de la escuelita donde trabajo (Bastión Popular Bl. 6) decidimos dejar plantas que den flores como recuerdo del 7mo Año de Básica en vista que los estudiantes pasarían a otra escuela. El día de la siembra (Fines de enero 2012) se acercó según dijo “El Director de áreas verdes del Municipio” quien cuestionó por realizar lasiembra de “esos árboles” porque dañarán los bordillos recién construidos por el Municipio. Le explicaba que era pensando también en aquellas aves, mariposas, abejas, etc. que necesitan alimentarse y mofándose, dijo que entonces vendrían las abejas a picar a los niños del plantel y que por algo él era especializado en áreas verdes.

    Respondí que también conocía del tema y que tenía la seguridad de lo que realizábamos tenía validez y le sugerí que más bien debería conducir de manera amigable su perspectiva del urbanismo y su relación con el “Buen Vivir ” de las y los guayaquileños.

    Con esto quiero decir que el Municipio será coherente con la perspectiva del “negocio” de las urbanizaciones que continúan dilapidando nuestro pequeño bioma natural a lo largo de la Vía Perimetral, Vía a La Costa y los cerritos frente a los Ceibos en medio del silencio de la ciudadanía y de sus autoridades locales.

    Los docentes somos piezas clave para afianzar niveles de conciencia y compromiso con nuestro entorno natural, porque serán las nuevas generaciones, nuestros estudiantes, quienes lideren la protección del bioma bosque natural que aún queda en nuestro Guayaquil y recuperar su frescura y aroma que tanto extraño.
    MSc. Delfa Mantilla Pacheco
    mantilladelfa@hotmail.com

  • http://profile.yahoo.com/CREA33QAG4HCGN7X34DU33JT5Q Fultecnologia

    DESGRACIADAMENTE EL PARTIDO SOCIAL CRISTIANO CON MAS DE 20 AÑOS EN EL PODER Y LA ALCANDIA DE GUAYAQUIL..por favor recuerden hace mas de 20 años..Guayaqui fue objeto de muchas invaciones..NADA,NADA,HIZO LA ALCANDIA..solo se lucran para hacer SUPUESTAMENTE MAS VIVIENDAS..dañando asi el medio ambiente,y se llenan la boca diciendo que ahora esta mas lindo GUAYAQUIL…CLARO MAS CALOR,,NO HAY ARBOLES….GUAYAQUIL CIUDAD DE CEMENTO QUE PENA..

  • http://profile.yahoo.com/NZJIB76IWUJJ2ZKSAYAF6V5HMU Fukiro

    Interesante los diferentes comentarios, pero eso no basta pa’ erradicar la destruccion a la que someten a la ciudad las grandes corporaciones que contribuyen economicamente a las campanias de los politiqueros inmorales, los cuales una vez que han ganado las elecciones, solo legislan a favor de estos parias que no tienen la mas minima idea de lo q es la belleza de la naturaleza, solo entienden de la rentabilidad q les produce la destruccion.
    Es hora de despertar, de hacerle conocer a los administradores de nuestra ciudad, q la hora del cambio ha llegado o que se larguen a su casa. Me gusta la propuesta de Delfa Mantilla, las protestas no violentas, a como la que un dia lidero Mohamad Ghandi alla en la India, y los hizo libres de los Ingleses, esa misma modalidad la podemos aplicar y rescatar nuestra ciudad, no seamos como los politiqueros corruptos, solo palabras,…soy materia dispuesta, contactame.

    elhorizonte2000@yahoo.com

  • Anónimo

    Efectivamente Guayaquil no cuenta con areas verdes, esto es muy penoso porque la juventud y la ninez lo necesita, inclusive en las urbanizaciones todo es construcción sin areas verdes, en los frentes de las viviendas no dejan espacios verdes con cesped ni arboles, esto va en desmerecimiento de una ciudad, se debe luchar por rescatar este problema, en mi epoca se contaba con espacios verdes ahora ya no hay,el senor Nebot que es un buen Alcalde debe sugerir y no permitir que roben los espacios verdes.

    Una ciudadana que vive lejos del Ecuador, pero ama a Ecuador. Yo estuve alla hace un par de meses y pude ver esto.

  • http://www.facebook.com/carlosedinson.lunachamber Carlos Edinson Luna Chamber

    Meda pena que mis hijos cuando van a un parque solo encuentre cemento y piedra chispa , así como copiaron lo puentes elevados del país del Tío San , copien los parques de Caracas donde uno si descansa y se divierte
    .

  • http://www.facebook.com/cerros.vivos Cerros Vivos

    En la Ciudad de Guayaquil, tenemos uno de los últimos bosque en medio de la ciudad, situado en el Cerro San Eduardo, desde hace varias decadas el municipio construyó en la ciudadela El PAraíso, unas canchas e infraestuctura en una zon destinada como areas verdes de uso público, Sin embargo está area fue vendida, y ahora es parte de un mega proyecto urbanístico que pretender construir condominios, en ese lugar! Queremos que se respete está área como un PATRIMONIO NATURAL y ZONA de CONTEMPLACIÓN como fue concebida. No queremos condominios en nuestro Cerro, en nuestro Paraíso
    Petición online
    http://www.causes.com/actions/1704453?recruiter_id=185244280&utm_campaign=invite&utm_medium=wall&utm_source=fb