Por un hogar y una familia

Siete casas de acogida, tres de ellas administradas directamente por el Estado, y cuatro de iniciativa privada con las que tiene convenio acogen a 448 menores, según datos proporcionados por el INFA, al 17 octubre de 2012. Resultados del Censo Económico de 2010 señalan que hace dos años habían en Guayaquil 42 establecimientos dedicados a dar asistencial social al niño y adolescente.

Créditos

  • Texto: Milly Rivadeneira
  • Fotos: Milly Rivadeneira
  • Video: Eduardo Adams

Galería

Por un hogar y una familia

Llegaron una mañana; una de ellas, la mayor, tenía apenas cuatro años. La menor aún necesitaba del calor de unos brazos que la acunen, brazos que su hermanita, pese a su corta edad, estaba dispuesta a dárselos. Ambas eran víctimas del momento que les tocó atravesar. Ahora necesitaban protección, una casa, un hogar, amor.

Tenían un año y su bienvenida tuvo la acogida no solo de las tías, sino de las niñas menores de la casa hogar, que al verlas las recibieron con mucho amor porque vieron reflejadas, en las dos infantes, su historia de desprotección.

Cumplió quince años de edad y pese a que ya está acoplado y aprecia el lugar, a las tías y hermanos que lo acogieron, vive pensando en su mamá, a quien espera volver a ver en algún momento. No sabe nada de ella desde que se separaron.

El Censo de Población y Vivienda 2010 del INEC determinó que en Guayaquil a esa fecha había 416 menores en estado de desprotección familiar, alojados en diferentes centros de acogida.

Estas historias, relatadas a través de las tías de acogida de diferentes casas hogar, son una constante en cada uno de los centros a donde ingresan los menores en situación de abandono o cuando sus derechos les han sido vulnerados.  “Llegan a toda hora”, dice Fátima Noboa, asistente de Protección Integral de la Casa Hogar Guayaquil.

“Siempre llegan con ese sentimiento de alejarse de su familia… la mayoría de los niños cuando llegan,  llegan como distraídos, como con un shock emocional, no saben qué les paso, hace un momento estaban con sus padres y ahorita ya no (…) Vienen con dolor de cabeza, con vómito, con diarrea”, señala Noboa, al recordar el estado en el que llegan los menores.

El estado de ánimo y los síntomas que presentan se debe a la depresión por la que están pasando, lo que hace que el cuerpo se manifieste de esa manera, explica Noboa.

El Censo de Población y Vivienda 2010, del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), determinó que en Guayaquil a esa fecha había 164 niños de 0 a 17 años en centros de acogida y protección para niños y niñas, mujeres e indigentes; 13 en conventos o institución religiosa, 62 en orfanatos.

Los datos del INEC, elaborados por la Unidad de Procesamiento de la Dirección de Estudios Analíticos, indican que otro grupo de 120 menores de 0 a 12 años habitan en centros de acogida y protección para niños y niñas, mujeres e indigentes; mientras que 8 viven en conventos o instituciones religiosas y 49 en  orfanatos.

CASAS DE ACOGIDA

La asistencia psicológica es una de las atenciones que recibe el menor que llega a una de las siete casas hogares oficiales, tres de ellas (Casa Hogar Guayaquil, Casa Hogar Infanto Juvenil de Varones y la Casa hogar Infanto Juvenil de mujeres) administradas directamente por el Instituto Nacional del Niño y la Familia (INFA) y el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).

Las tres casas reciben directamente el financiamiento estatal. Las cuatro (Aldeas Infantiles SOS, Casa Inés Chambers, Salesianos y Kairos) con las que tiene convenio el INFA son de iniciativa privada, de organizaciones y fundaciones. El financiamiento proviene de donaciones, autogestión y de recursos estatales.

En el caso de la Casa Inés Chambers, el Estado envía regularmente los recursos desde el 2006, lo que representa un ingreso de $ 80.000 mensuales, menos del 20% del presupuesto de la institución, refiere Ricardo Koenig, presidente de la Sociedad Protectora de la Infancia, que administra la casa hogar.

Para garantizar o restituir los derechos de los niños vulnerados o violentados por la sociedad, o que han sido abandonados por sus padres, la Dinapen previo a la notificación del juez los lleva al INFA, donde de acuerdo a la edad los ubica en una de las casas hogares, explica Raquel González, directora del INFA en Guayaquil.

Como las casas no tienen una cobertura, una capacidad para atender a tanta demanda, está el convenio con el Hogar Inés Chambers, a donde se han llevado 11 niños; con Aldeas SOS, a la que han llevado a los más grandecitos, con Salesianos, que tiene una capacidad física y una infraestructura más amplia, y Kairos, donde hay 37 menores, señala González.

Desde su ingreso, la Casa Hogar Guayaquil, donde habitan 40 menores de 0 a 5 años, luce una entrada con espacios de recreación y juguetes para la distracción de los niños. Los otros dos centros de acogida son la Casa Hogar Infanto Juvenil de Varones, donde viven 20 niños y adolescentes de 5 a 18 años;  y la Casa Hogar Infanto Juvenil de Mujeres, en la que hay 21 niñas y adolescentes de 5 a 18 años.

Al llegar, los niños reciben la atención de un equipo de profesionales, que incluye a la trabajadora social, psicóloga, educadoras diurna y nocturna, médico pediatra y clínico, y enfermeras, así como cuidado nutricional, indica.

El INFA tiene como objetivo ayudarle a dar una familia al pequeño, al principio trata de ubicar a sus padres o parientes biológicos cercanos, también llamada familia ampliada (abuelos, tíos, hermanos), para reinsertarlo al núcleo; si no aparecen, se realiza el proceso legal para declararlo en abandono y adoptabilidad, y se lo mantiene en el lugar de acogida como medida de protección hasta que sea adoptado permanente por una familia apta para recibirlo, explica la funcionaria.

Si el niño no es adoptado y no aparece un pariente, es un hijo del Estado que requiere protección especial, y seguirá mientras viva y lo necesite en el hogar en el que se lo ha ubicado; las casas hogar pasan a ser la familia institucional del menor.

Este año ya han salido dos jóvenes que han cumplido 18 años, uno de ellos con discapacidad. A este grupo que sale de la casa se espera ayudarlo a mejorar su condición de vida, no solo de estudios sino con relaciones laborales y otras instituciones para que se vayan desarrollando como profesionales.

CON ENTORNO COMUNITARIO

A diferencia de la Casa Hogar Guayaquil e Inés Chambers, Aldeas Infantiles SOS carece de grandes instalaciones con extensos patios y amplios dormitorios para albergar a los niños. Se observan viviendas dentro de urbanizaciones, casas acondicionadas y equipadas con todos los implementos y mobiliario para darle al menor lo más parecido a un ambiente familiar, y un patio para que los siete u ocho menores que habitan en el inmueble se distraigan.

El director de Aldeas Infantiles SOS, Washington Barbecho, señala que el programa trata de darle al menor que ingresa a Aldeas SOS, previa coordinación con el INFA-MIES, un modelo más cercano a la familia, una casa, un espacio donde los niños no sean institucionalizados. Las nueve viviendas que tienen en la parroquia Tarqui, donde están ubicados 82 niños, no poseen logo.

En las viviendas hay dos educadoras, que son dos madres SOS preparadas por un equipo técnico, un asesor familiar y un psicólogo de protección. Además, siguen un proceso de desarrollo integral en cinco áreas: educación, salud, nutrición, social y recreativa, refiere.

Rosana Emeregildo, una de las madres SOS, también llamadas tías, señala que ellas también reciben orientación, para que sepan cómo manejar las situaciones que se les presenten o que podrían presentárseles con los menores.

Las casas están insertadas en la comunidad. “Creemos que el mejor medio para el desarrollo psicosocial del niño, niña y adolescente es el entorno comunitario (…) Queremos que el niño sea parte de la comunidad y que la comunidad lo vea como un niño más de la comunidad”, expresa Barbecho.

HOGAR TEMPORAL Y REINSERCIÓN FAMILIAR

Actualmente, la Casa Inés Chambers, hogar de menores sin referente familiar, recibe a niños que la Dinapen o los juzgados de la Niñez y Adolescencia, por diversas circunstancias que afectan y ponen en peligro la integridad del menor, lo retiran de sus hogares, indica Ricardo Koenig, presidente de la Sociedad Protectora de la Infancia.

En el hogar, ubicado al sur de Guayaquil, sus amplias instalaciones, dormitorios, comedor y patios acogen a la fecha 52 niños y niñas de entre 2 y 11 años, pero espera albergar a 80 menores. El 25% de los casos que ingresan, tras ser separados de sus hogares de origen, es por abuso sexual familiar o por vecinos, señala el directivo.

Dos piscólogas y un equipo conformado por una veintena de profesionales, como educadoras, cuidadoras, personal de apoyo, trabajadoras sociales, abogados, reciben al menor cuando llega a la institución, para darle una posibilidad de vida diferente, de forma temporal; la ley determina que se debe buscar la reinserción familiar en los tiempos más cortos posibles, explica.

A veces se hace difícil el proceso de reinserción porque el padre o la madre no llevan los procesos de rehabilitación psicológica, y se avanza solo en el niño, lo que alarga el tiempo. Cuando no se logra la reinserción, los juzgados son los que deciden cuáles es el siguiente paso.

CONTROL A LUGARES DE ACOGIDA

Personal técnico del INFA se encarga supervisar y controlar las instalaciones y áreas donde se desenvuelven los niños en las casas de acogida. En Monte Sinaí se intervino  hace poco a una institución privada que daba el servicio sin un permiso del INFA, y se la cerró, dice González.

Está suspendido, por unos días, un operativo de control y regulación de todas las instituciones que den este servicio, no solo de acogimiento institucional sino a medio tiempo, clínicas de recuperación, empezando por las del Estado, para luego ir con las privadas. El objetivo es ir regulando, verificando y asegurando que los menores reciban la protección social que les corresponde, señala Raquel García.

El operativo se hará antes de que finalice el mes de octubre. Antes de salir, se hará un comunicado, se hará un llamado a los dueños de los establecimientos privados para aunar esfuerzos.

De acuerdo al Censo Nacional Económico del 2010, realizado por el Instituto Nacional de estadísticas y Censos (INEC), en Guayaquil existen 16 establecimientos cuya actividad principal está dedicada a proporcionar asistencia social a niños y a determinadas categorías de personas.

Además, hay 26 establecimientos dedicados a actividades de bienestar social para niños y adolescentes, y actividades de adopción.

  • http://twitter.com/xavier_AlterEgo Alter Ego

    No soy partidario del Gobierno ni tampoco soy opuesto, no me gusta la política.

    Una vez aclarado esto, ahora si emito mi comentario:
    Con mi esposa estamos inscritos en el proceso de adopción que maneja el INFA-MIES y sinceramente es un proceso, limpio, transparente y principalmente técnico. Me sorprendió lo bien manejado de los cursos (horarios, local, coffe-breaks, etc) y la excelente exposición y enseñanza de los instructores, así como su profesionalismo y la total ausencia de discursos o mención política de funcionario o partido alguno, sin olvidar la total gratuidad del proceso.

    Además, nos explicaron en que consiste la regularización de estos lugares de acogimiento, convenios con insitituciones privadas y como funcionan hoy en día y porque este debe ser un proceso técnico y regulado para proteger a los menores.

    Existe una calificación técnica para ser considerados aptos para adoptar.

    La única demora se da en el proceso legal, que no depende de ellos sino de la función judicial, sin embargo hace poco salió en las noticias que el INFA-MIES ya solicitó y obtuvo un pronunciamiento para agilitar estos procesos como así lo esperamos quienes deseamos adoptar.

    Sinceramente felicito al INFA-MIES por como llevan este proceso y espero que sigan así por el bien de los niños y adolescentes que están inmersos en esto, ya que ellos no pueden convertirse jamás en trofeo político, ellos son las víctimas de una sociedad de valores denigrados que no pidieron venir al mundo, a ellos tenemos que todos ayudarlos y por eso debe existir un trabajo coordinado pueblo-entres privados-estado, sin colores políticos, líderes partidistas, cálculos electorales, solo amor hacia estos menores desprotegidos.

    • http://twitter.com/Erikiux Erikiux

      Estimado Alter Ego: Ya no cuesta? en ninguna fase del proceso??

    • http://www.facebook.com/shily.lu.7 Shily Lu

      Disculpe caballero estoy muy interesada en iniciar con mi esposo un proceso de adopción pero no sé dónde acudir porque las oficinas se ha reubicado, ud. sabe dónde funciona ahora el infa ( UTA) del miess?

  • http://www.facebook.com/mariano.loor.9 Mariano Loor

    HACE 29 AÑOS EN INFA NOS NEGARON UNA ADOPCIÓN, RECIBIMOS UN ROTUNDO NO POR PARTE DE UNA SEÑORA. BUSCAMOS OTROS MÉTODOS Y LO CONSEGUIMOS. HOY TENEMOS A NUESTRA HIJA GRADUADA EN UNA DE LAS MEJORES UNIVERSIDADES DEL PAÍS COMO ES LA ESPOL; ESTÁ CASADA CON UN ING. SALIDO DE LA MISMA UNIVERSIDAD; ADEMÁS SOMOS ABUELOS DE UN PRECIOSO NIETO DE 10 MESES. ENTIENDO QUE NO SE PUEDE DAR EN ADOPCIÓN A UN NIÑO MIENTRAS NO SE HAGA UN ESTUDIO MINUCIOSO, LO QUE NUNCA OCURRIÓ CON NOSOTROS.

  • http://profile.yahoo.com/CYJ5IO3P5FVASTVHRNMJGC5F5I Angel

    Hola nosotros con mi esposa hace algunos años quisimos adoptar a un niño por que no podiamos tener uno, nos dieron una interminable lista de requisitos, lo caul no se pudo por lo que se explica mas abajo.

    Se deberia de ser un poco mas practicos y realizar un estudio a nivel de la familia que desee adoptar a un niño, no solo la persona que tiene mejores posibilidades economicas es la que mayor ventaja tiene, se tiene que ver otras manerasa que a pesar de no tener bastantes dinero se tiene mas que nada el afecto carino y amos que es mas importante que el dinero.

    En la actualidad tenemos un niño de 6 años despues de un largo y costoso tratamiento se lo logro tener, pero deseamos darle una hermana a mi hijo para que crescan juntos y como hermanos, pero creo que sera imposible ya que me esposa tiene 47 años y yo 30, y en ese entonces esra un conflicto por la edad (que ironia de la vida y las leyes), pero somos felices ya tenemos 8 años de casados y vivimos sin contratiempo.

  • http://profile.yahoo.com/G2JAYFUSPZ326MCC4NN3Y4FSXA Diana

    Quisiera solicitar al periodista y al editor que empleen el vocabulario adecuado a la hora de expresarse de los NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES y dejar el termino MENORES DE EDAD el cual esta completamente en desuso (desde que se promulgo el Código de la Niñez y Adolescencia en el 2003) y ademas es peyorativo.

    Quisiera agregar que el tema de la reinserción familiar aun no esta ampliamente trabajado porque demanda de otro paradigma, de otra metodología, de otros procesos y de otras competencias profesionales; sin embargo es el tema FUNDAMENTAL porque todo niño, niña o adolescente necesita de una familia y no de una institución para vivir y desarrollarse, por mas equipada, acondicionada que se encuentre.

    La reinsercion familiar, en los casos en que sea posible, demanda que abordemos el tema sin culpabilizar a los padres de estos niños, demanda la comprensión de sus vivencias y traumas que les lleva a no proteger a sus hijos e hijas.

    Así también, el trabajo en prevención en las comunidades, para que existan redes de apoyo para las familias que les faciliten espacios, servicios y ayudas que prevengan abandonos, negligencias, malos tratos y abusos a los niños y niñas.

  • http://twitter.com/MarioParedesCru Mario Paredes Cruz

    La aportacion de Alter Ego (cual sera su nombre???) parece propaganda politica…. Realmente habra realizado el tramite comol os que nos interesa el tema????
    la mayoria de lso comentarios indica que el tramite fue y es engorroso ademas de que no tuvo buen resultado…. mi caso no es diferente.
    Señores del Universo: sería interesante verificar si la adopcion realmente es comoe l infa lo manifiesta…. cuantos niños son adoptados por ecuatoriano .. Y CUANTOS SON ADOPTADOS POR EXTRANJEROS Y SE VAN A VIVIR A OTROS PAISES…. INVESTIGUEN ESO Y VERAN LA SORPRESA QUE SE VAN A LLEVAR.. SE LOS ASEGURO.

  • Veronica Pacheco

    Me gustaria darle todo el amor, una familia y toda la atencion que un niño necesita tengo una buena situacion financiera para poder darle lo que necesita en lo material pero si complican tanto los tramites entonces no podre nunca!! comprendo y estoy de acuerdo que investiguen sobre mi vida y mi situacion financiera pero seria bueno que lo hagan mas sencillo sin tanto papelerio y que vayan como se dice al grano! lo mas importante es que el niño tenga un hogar, tengo una niña de 2 años y medio y sé que le encantaria tener un hermanito o una hermanita.