Debut y declive de Facebook en Wall Street

Facebook se lanza a descubrir cuántos “amigos” tiene en Wall Street y se convierte en la primera empresa de redes sociales en participar en la bolsa. Su director, Mark Zuckerberg, hace sonar la campana que marca la apertura de las operaciones y los títulos ascienden a $ 42,05. Los inversores le dan “me gusta” y las acciones saltan más de 10%. Lo que hace que la empresa esté avaluada en $ 104.000 millones.

Pero Facebook, con 1.000 millones de usuarios, no vuelve a ver ese éxito rotundo. En los meses siguientes, los activos pierden un 30% de su valor aunque lo recaudado fue suficiente como para adquirir Instagram por $ 1.000 millones, acción que atrae nuevamente a los inversores, pero en menor medida.

Comentarios