Más restricción. Comex impone cupos a vehículos y celulares y ello deriva en alzas de precios

 A más de las cuotas, el Comex dicta cambios de aranceles para un centenar de productos como equipos de seguridad, monitores de computadoras y otros.

Nuevas restricciones e incrementos de aranceles determina en junio el Comité de Comercio Exterior (Comex) para un centenar de productos importados.
Aludiendo a factores ambientales y la necesidad de reducir el déficit de la balanza, el Gobierno decide establecer cupos a 16 subpartidas de vehículos importados y celulares.
La reducción, impuesta a 38 importadores, comienza a impactar en los precios de los vehículos que , a partir de eso, registran alzas que van desde el 2%. A ello se suma una menor disponibilidad de modelos.
El efecto se refleja en una caída en las ventas, en la que también influye la Ley Hipotecaria, que incorpora la posibilidad de devolver un carro si el propietario no puede seguir pagando la deuda. Eso hace más selectivo el otorgamiento de créditos.

Hasta noviembre, el sector acumula una reducción del 16%, tras meses consecutivos de baja comercialización. Incluso el sector automotor se ve obligado a suspender el Autoshow, la feria que se realiza anualmente. En el 2011, adoptó una medida similar al imponerse licencias de importación, que si bien el Gobierno no las consideraba como un cupo, los gremios automotrices sí lo vieron con un limitante para ingresar vehículos al mercado ecuatoriano.

También se establecen límites a los importadores de celulares, al asignarse las unidades y los montos que pueden traer. La medida abarca la prohibición de ingresar teléfonos móviles por Correos del Ecuador y couriers. A raíz de eso, las operadoras fueron modificando sus planes y tarifas de los equipos.
“Es innegable que tenemos un problema de balanza comercial y (…) tenemos que ver qué restringimos”, manifiesta Santiago León, ministro coordinador de la Producción. Su reacción se da una semana después de conocerse las medidas.

Fuera de las restricciones, el Comex impone una reforma de aranceles para 83 partidas, entre ellas, televisores, monitores de computadoras, cámaras, implementos de seguridad y licores.
En el caso de los equipos de seguridad, el Gobierno decide subir hasta en un 25% los aranceles a subpartidas relacionadas con cascos, protectores antirruidos, máscaras para trabajadores, gafas protectoras, entre otras. Eso deriva en incrementos de precios para estos productos.

 

Comentarios