La Concordia pasa a ser de Santo Domingo

El 64,92% de los 29.089 electores de La Concordia decide el 5 de febrero ser parte de Santo Domingo de los Tsáchilas y dejar Esmeraldas, en un proceso electoral matizado por un estricto control que concentra a 1.250 policías, 1.500 militares y 2 helicópteros.

Largas columnas de hombres y mujeres llenan los patios de las escuelas y colegios del cantón. Lo más importante, según ellos, es dejar de lado una historia de permanentes conflictos por pertenencia de territorio y que en su localidad reine la paz.

Sin embargo, la tranquilidad no se consigue en la ciudad, que celebra cinco años de cantonización en noviembre, pero entre escándalos. En la Asamblea, en Quito, se producen cruces verbales entre legisladores de Esmeraldas y oficialistas (PAIS) para decidir sobre el futuro de La Concordia. No hay acuerdo.

Mientras, en el centro de La Concordia, un recién inaugurado monumento (foto) en el parque central causa polémica porque grupos esmeraldeños consideran que se fomenta el racismo; el alcalde Walter Ocampo y sus autores lo niegan y aseguran que hay mala interpretación.

Comentarios