Un sacerdote que vive para pobres

Pierluigi Carletti, el padre Chicho, un sacerdote suizo que reside desde hace 44 años en Guayaquil, realiza su labor pastoral en zonas de riesgo y  marginales. Con aportes que recibe de suizos, ha construido grandes escuelas, colegios, iglesias, dispensarios médicos y guarderías.

Comentarios