Escasez en las islas por falta de barcos

El Angelina I, Marina 91 y Virgen de Monserrate, tres de las seis embarcaciones que llevan cargas a Galápagos, dejan de operar desde inicios de enero por no tener la certificación IACS, que concede permisos a barcos en buen estado para evitar posible contaminación ambiental marina. La medida afecta a la población porque no llegan insumos y víveres, lo que repercute en escasez y encarecimiento. La situación llega a instancias judiciales, pero al final solo pueden prestar servicios de transporte marítimo de carga las embarcaciones San Cristóbal, Galápagos y Floreana.

Comentarios