Soy albañil

Un oficio que se construye con experiencia y amor al trabajo


A mediados de la década del 70, un joven de 18 años llegó hasta el sur de Guayaquil, donde se construye un gran proyecto habitacional denominado Las Acacias. Recién había arribado desde su natal Jipijapa (Manabí) y buscaba trabajo en un oficio que jamás había realizado: albañilería.

“Me presenté a un maestro de apellido Barros y él me contrató. Me dijo ‘¡vamos a trabajar!'”.

Así se inició Eladio Melchor Reyes Lino, hoy de 56 años, en el campo de la albañilería. Dos años después de ser oficial o ayudante, con los conocimientos adquiridos, se independizó.

albañil4

Porque como afirma este hombre de hablar fluido y sonrisa fácil, ser albañil requiere de “experiencia y saber su trabajo”.

Por eso cuando dejó su tierra, donde se dedicaba a la agricultura, le tocó aprender a usar planos porque, al construir, nada puede quedar sin ser planificado.

Eladio reconoce que antes era difícil ser albañil porque la maquinaria no era avanzada como en la actualidad. “Por ejemplo, para abrir una zanja era a pura pala, ahora hay taladro. Es más fácil, pero hay que invertir en máquinas”.

Él no posee maquinaria avanzada, solo herramientas básicas como martillo, serrucho, combo, cincel, entre otras, que son sus mejores aliadas para participar en trabajos complejos como la construcción de casas o sencillos como la instalación de sanitarios.

 

albañil2

Actualmente remodela los baños de un colegio, en los que cambiará tuberías, sanitarios, construirá lavamanos para los estudiantes y pintará el espacio que luce lleno de grafitis y dibujos hechos por los jóvenes que se beneficiarán de su obra.

Por una obra de este tipo cobra un promedio de 600 dólares, que incluirá el sueldo de sus ayudantes: $ 15 semanales más el almuerzo. Para las tareas pequeñas el costo varía y puede descender hasta los 10 dólares para el cambio de alguna llave o la instalación de una ducha.

Pero no siempre hay trabajo. A este albañil le ha tocado esperar algunos días por un contrato, algo que ha hecho en sectores como la intersección de Colón y Pedro Moncayo (donde hay decenas de ferreterías) o las afueras de radio Cristal, en Luque y García Moreno.

En una de esas jornadas de espera, Eladio cuenta que representantes de una empresa privada lo invitaron a él y a sus compañeros a participar en un curso de gasfitería, el cual duró cuatro meses.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, hasta diciembre del 2012, el subempleo en Guayaquil era del 34.21 por ciento, frente al 58.09 de ocupación y el 5.54 de desempleo.

“De esto he vivido toda mi vida y me gusta, si no me gustara lo hubiera dejado hace rato”, señala este padre de cuatro hijos, de entre 32 y 28 años. “A ellos no les gusta este trabajo porque dicen que es muy rústico”, refiere.

albañil3

Y añade que también es peligroso. Hace cerca de diez años, mientras laboraba en la construcción de una vivienda, cayó desde un andamio la altura aproximada de cuatro metros, lo que le ocasionó la fractura de la rodilla izquierda. En sus inicios, cuando construía en Las Acacias, fue afiliado a la seguridad social.

Por eso, aconseja a quienes recién empiezan a trabajar en este campo, que usen implementos de seguridad, tales como el arnés. “A veces uno anda al apuro” y por eso “todo hay que hacerlo con calma”, aconseja.

Pero él, que ha estado la mayor parte de su vida haciendo mezcla de cemento, arena y piedras, levantando paredes o pintando edificaciones, seguirá “hasta que Dios me dé vida” en este trabajo, no en otro porque “no me gusta ser mandado”.

Comentarios

  • psionus

    Albañil, uno de los trabajos más antiguos y respetados UNIVERSALMENTE.

  • sergio

    un saludo de un paleta español que sabe lo que es sufrir y disfrutar de este oficio y que tampoco le gusta ser mandado por eso se dedica a lo mismo que usted un saludo y que dios le de larga vida

  • sergio

    un saludo desde el otro lado del charco para USTED de un albañil que sabe lo que es sufrir y disfrutar de este bonito oficio, dios le de larga vida maestro

  • gracias a ustedes se contruyeron ciudades paises y el mismo mundo con sus manos lograron incontables obras felicidades es un trabajo super fuerte definitivamente es solo para verdaderos hombres 🙂 lo bueno seria que ganen mas

  • VICTOR

    es muy duro este trabajo pero es muy satisfactorio cuando terminas una cosa saludos desde ITALIA